Sigueme

Follow Us

Haz esto y tu sala, habitación y cocina tendrán un olor tan fabuloso que serás la envidia de los vecinos

Haz esto y tu sala, habitación y cocina tendrán un olor tan fabuloso que serás la envidia de los vecinos
No hay nada más agradable que entrar en un ambiente donde abunda una rica fragancia. Un dato curioso que muchos quizás no sabían es que, los olores influyen en nuestro estado de ánimo. Por eso, al estar en un lugar con un buen olor, nos sentimos relajados.

Sin embargo, si el olor es fuerte y desagradable, esto nos hará sentirnos incómodos y hasta molestos. Lamentablemente, no siempre podemos mantener nuestra casa con un olor muy agradable.

En ocasiones, luego de picar cebolla o de arreglar el pescado, puede quedar un fuerte olor encerrado. Este desagradable olor no se puede eliminar con casi nada. Por más que abramos las ventanas, prendamos el ventilador o hagamos otras cosas, el olor no se va.

En su desespero, muchas amas de casa salen al supermercado a comprar ambientadores. Sin embargo, estos lo único que hacen es ocultan el olor. Después de un tiempo, cuando ha pasado su efecto, el mal olor vuelve a aparecer. Es en ese momento cuando estamos a punto de tirar la toalla. Pero ese no tiene por qué ser tu caso
Hoy queremos mostrarte cómo preparar un aromatizante casero mucho más efectivo que cualquier otro. Al rociarlo en tu casa, la hará permancer con un rico olor por mucho tiempo. Notarás que hasta tus invitados quedan encantados con el aroma. Verás que es muy fácil de preparar y sus ingredientes baratos y accesibles. Presta atención a las siguientes instrucciones para que sepas cómo prepararlo.

Qué necesitaremos:

Frasco con cabeza de spray (1 unidad).
Bicarbonato de sodio (1 cucharada).
Suavizante de tela (3 cucharadas).
Agua caliente (3 tazas).
Modo de preparación y uso
El primer paso consiste en echar el suavizante en el frasco con cabeza de spray. Acto seguido, añadiremos el agua caliente hasta llenar el frasco. Ahora, procedemos a añadir el bicarbonato de sodio y cerramos el frasco. Lo que nos queda por hacer es agitar la botella hasta que todo quede bien mezclado. Con eso, nuestro aromatizante casero está listo para acabar con los malos olores.

Sin embargo, este no es el único producto que puedes preparar en tu casa. Hay muchas otras cosas que puedes preparar con tus propias manos. A continuación te mostraremos cómo preparar tu propio suavizante de telas. De esta forma, podrás dejar tu ropa con un aroma único e inigualable.

SUAVIZANTE DE TELA

Qué necesitaremos:

Recipiente de plástico con capacidad para 3.5 litros.
Aceite esencial de su preferencia (20 gotas).
Vinagre de sidra de manzana (800 ml).
Bicarbonato de sodio (10 gramos).
Agua caliente (150-200ml).

Modo de preparación y uso:
Como hemos dicho en la sección anterior, es importante que el recipiente de plástico sea grande. La mezcla que estaremos haciendo crece, por lo que, si el recipiente es pequeño, se derramará. Una vez tengamos el recipiente, echaremos el agua caliente sobre él. Acto seguido, añadiremos el bicarbonato y el vinagre de manzana. Esto ocasionará una reacción química que creará muchas burbujas; esto es normal.

Una vez que las burbujas hayan desaparecido, procedemos a vaciar el líquido en el frasco de suavizante. Ahora, ha llegado el momento para agregar el aceite esencial que hayamos escogido. Para finalizar con la preparación, simplemente agitamos la mezcla y lo guardamos en un lugar fresco y seco.

Para utilizarlo, solo debemos añadirlo a la ropa en remojo o en la lavadora. En realidad, su manera de usar es idéntica a la forma de usarlo con los suavizantes comerciales. Al usar este suavizante, verás como el olor se adueña del ambiente y se impregna en tus cortinas y tapizado. Este es otro tuco para lograr que el buen olor dure más tiempo en tu casa.

Ahora que ya conoces estos trucos, no dudes en ponerlos en práctica en tu propio hogar. Seguro que quedarás impresionada con los resultados que obtendrás al usarlo. ¿Cuál de estos dos aromatizantes caseros te gustaría probar?

 Haznos saber la respuesta a través de tus comentarios. 

No olvides compartir este artículo en tus redes sociales.