Sigueme

Follow Us

¿Cómo cocinar una pasta más cremosa sin crema ni queso?

Además de la cremosidad, a la hora de cocinar la pasta es fundamental conocer el punto de cocción más adecuado, que siempre debe ser “al dente”
Seguramente has estado pensando en que es imposible cocinar una pasta más cremosa, sin tener a la mano una buena cantidad de crema dentro de los ingredientes.

Para tener los resultados que estás buscando en este tipo de receta hace falta añadirle el sabor de otros elementos que sustituirán el contraste excepcional del queso y la crema.

No obstante, estos dejarán a la vez un sabor similar, por lo que ninguno de tus comensales podrá sospechar de la carencia de estos dos ingredientes.

La pasta suele ser uno de los alimentos que todo el mundo escoge en algún momento determinado.

Esto no solo se debe  a su grato sabor, sino también a la textura que un buen cocinero sabe conseguirle en el punto exacto de cocción.

¿Cómo puedo saber el punto perfecto de una buena pasta?

¡Al dente! Esa es la definición de una pasta que se encuentra en su mejor punto, ni cruda ni muy cocida. Pero, ¿y si aparte de esta textura le añades una salsa cremosa que deje conquistar a los paladares más exigentes?

Sin duda alguna, se trataría de la redimensión de una receta innovadora, pues es la creación de una salsa para una pasta más cremosa sin crema y con sabor similar al queso, sin que lo incluya como parte de sus ingredientes.

Utiliza cada uno de los ingredientes que te mostramos a continuación y haz que esta sea una pasta más cremosa de la que estás acostumbrado a probar, mostrándola como la mejor receta de tu enorme lista de preferencias.

Este platillo es el ideal para días inolvidables en los que necesites celebrar con un sabor cremoso, fascinante y, sobre todo, diferente.

¡Tendrás todo listo para sorprender a tus invitados!

No los hagas esperar más y deja que conozcan la buena sazón de tus manos en una receta que los llevará al nirvana por unos cuantos minutos. Más que una comida, un platillo que despertará nuevas sensaciones.

¿Qué ingredientes necesitarás?

Para la salsa

2 tazas de yogur natural sin sabor (400 g)
½ taza de setas o champiñones (125 g)
1 rama de perejil
1 cebolla redonda
4 dientes de ajo
¼ de taza de salsa de soja (62 ml)
1 chorro de aceite de oliva
Sal y pimienta (al gusto)

Para la pasta

1 bolsa de pasta de la marca de tu preferencia (500 g)
1 pizca de sal

Modo de preparación para una pasta más cremosa sin crema ni queso

Primer paso

En una tabla de cortar vegetales, deja lista la cebolla y los dientes de ajos cortados en pequeños cuadros.

Segundo paso

En una cazuela mediana, a fuego lento vierte la medida de aceite de oliva y deja que se caliente alrededor de un minuto.
Coloca la cebolla y los ajos que habías cortados en la cazuela, y sofríe.

Tercer paso

Cuando los vegetales hayan adoptado un tono transparente, continúa la preparación. Agrega las setas o en su defecto, los champiñones.
En el mismo momento, añade la medida de la salsa de soja y procede a tapar la cazuela mientras todo se cocina lentamente.

Cuarto paso

Cuando ya los vegetales y las setas o champiñones se hayan cocido lo suficiente, sube el fuego, de esta manera podrás ir mermando el agua destilada por los hongos.

Quinto paso

Agrega el yogur a la mezcla anterior, con cuidado de no dejar de remover, nuevamente a fuego lento. Así evitarás que se corte y se pierda la cremosidad.

Cuando toda la mezcla esté bien caliente, pero sin dejarla absorber demasiado, finaliza con el toque especial de la salsa, añadiendo la rama de perejil picada en trozos muy pequeños.

Sexto paso

En una olla grande, cocina la pasta agregando al agua la medida de sal.
Una vez que la pasta esté al dente, retírala para escurrirla.

Mézclala con la salsa cremosa a base de vegetales y hongos y prepárate para sentir una textura y un sabor que enamorará a tu paladar en pocos instantes.

Gracias por compartir! , No olvides comentar!!.