Sigueme

Follow Us

Acelera el alivio de las úlceras estomacales con estos remedios caseros

Además de recurrir a estos remedios naturales es importante reducir el consumo de aquellos alimentos que puedan irritar la mucosa gástrica y empeorar el estado de las úlceras
Las úlceras estomacales son lesiones que sufre el revestimiento mucoso del estómago debido a la producción excesiva de jugos ácidos.

Es una dolencia que causa una fuerte sensación de ardor en el abdomen, además de inflamación, reflujo y otros molestos síntomas digestivos.

La mayoría de las veces se produce por la infección de la bacteria H. Pylori, aunque también se relaciona con el consumo excesivo de tabaco, el alcohol y algunos alimentos irritantes.

Si bien no todos los casos son graves, es primordial brindarle atención oportuna para que no generen otras complicaciones en el organismo.

Por fortuna, además de los tratamientos farmacológicos, hay algunos remedios de origen natural que ayudan a acelerar su proceso de curación.

En el siguiente espacio queremos compartir en detalle los 5 mejores para que no dudes en prepararlos cuando te enfrentes a esta condición.

¡Toma nota!

1. Agua tibia con miel

La miel de abejas contiene una enzima conocida como glucosa oxidasa, la cual ayuda a combatir la infección bacteriana que provoca las úlceras en el estómago.

Esta sustancia, además de sus vitaminas y minerales, aceleran la sanación de la herida y neutralizan la quemazón causada por los jugos ácidos.

Ingredientes

1 taza de agua (250 ml)
2 cucharadas de miel de abejas orgánica (50 g)
Preparación
Pon a calentar la taza de agua y agrégale un par de cucharadas de miel de abejas orgánica.
Modo de consumo
Toma la bebida en ayunas, mínimo durante 2 semanas.

2. Infusión de manzanilla y melisa
Combinando las propiedades de la manzanilla con el poder curativo de la melisa podemos obtener una bebida natural contra los síntomas de las úlceras estomacales.

Estas plantas concentran principios activos antiinflamatorios y antibacterianos que, tras ser asimilados en el organismo, ayudan a calmar la irritación causada por estas heridas.

Ingredientes
1 taza de agua (250 ml)
½ cucharadita de flores de manzanilla (2 g)
½ cucharadita de melisa (2 g)
Preparación
Pon a hervir una taza de agua y, cuando llegue a ebullición, agrégale las plantas.
Deja reposar la bebida durante 15 minutos y cuélala.
Modo de consumo
Toma una taza de infusión cada noche después de cenar.
Repite el tratamiento durante 2 o 3 semanas.

3. Jugo de aloe vera

El jugo natural que se obtiene de los cristales de aloe vera es uno de los aliados digestivos más recomendados para el exceso de acidez y las úlceras.

Sus compuestos cicatrizantes, antiinflamatorios y regeneradores contribuyen a reparar la mucosa intestinal, calmando el ardor y la irritación.

Ingredientes

3 cucharadas de gel de aloe vera (45 g)
1 cucharada de miel (25 g)
½ taza de agua (125 ml)
Preparación
Incorpora todos los ingredientes en el vaso de la licuadora y procésalos durante unos minutos.
Modo de consumo
Ingiere la bebida después de comer, máximo 2 veces al día.
Realiza el tratamiento durante una semana.

4. Jugo de patata
Mientras que una cucharada de zumo natural de patata puede reducir el ardor en el estómago, el consumo diario de su jugo en agua puede contribuir a curar las úlceras en poco tiempo.

Este ingrediente reduce la inflamación en el estómago y ayuda a regular el pH para frenar los efectos negativos de la acidez.

Ingredientes

1 patata pequeña
½ taza de agua (125 ml)
Preparación
Pica la patata pequeña y mézclala en la licuadora con media taza de agua.
Modo de consumo
Ingiere la bebida ante la primera señal de ardor.
Tómala en la mañana, durante 10 o 12 días.

5. Agua de semillas de lino

Conocidas por sus propiedades adelgazantes y digestivas, las semillas de lino son un buen complemento para el alivio de las úlceras.

Sus fibras naturales previenen el estreñimiento, mientras que sus ácidos grasos y aminoácidos ayudan a reparar el revestimiento del estómago.

Son ideales para alimentar las bacterias saludables del intestino y, por si fuera poco, ayudan a neutralizar los ácidos.

Ingredientes

1 cucharada de semillas de lino (10 g)
½ taza de agua (125 ml)
Preparación
Sumerge las semillas de lino en media taza de agua tibia y déjalas reposar toda la noche.
Modo de consumo
A la mañana siguiente, cuando el ingrediente haya liberado una sustancia gelatinosa, cuela la bebida y consúmela en ayunas.
Repite el tratamiento todos los días, mínimo durante 3 semanas.
Recuerda que, además de ingerir estos remedios naturales, es fundamental mantener buenos hábitos alimenticios, evitando las fuentes de grasas saturadas, picantes y otras comidas irritantes.

Asimismo, es conveniente aumentar el consumo de agua y distribuir las comidas para cinco o seis porciones al día.

Gracias por compartir! , No olvides dejar tu comentario!!.