Sigueme

Follow Us

Estas son las 9 cosas que te ocurren cuando dejas de ingerir refrescos

La mayoría de las personas son conscientes que el consumo excesivo de refrescos azucarados puede ocasionar varios problemas en la salud.
Pese a esto, se ha comprobado que muchos los prefieren por encima de opciones sanas como el agua o los zumos de fruta natural.
Esto se debe al gran poder adictivo que les dan sus azúcares, cafeína y demás químicos, los cuales lo hacen irresistibles al paladar.
El problema es que, aunque al principio no se note, en los principales sistemas del cuerpo se producen una serie de alteraciones que dan lugar a varias enfermedades.
Por suerte, con el simple hecho de suprimirlos de la dieta se pueden conseguir importantes beneficios para todo el organismo.
En esta ocasión queremos revelar esas 9 cosas que te van a ocurrir cuando tomes la decisión de dejarlos de ingerir.
1. Sentirás menos hambre
Sentirás menos hambre
Aunque en el mercado hay refrescos bajos en calorías y azúcar, su principal problema son los endulzantes artificiales que les dan sabor.
Estas sustancias tienen un fuerte vínculo con las alteraciones del sentido de saciedad y el aumento de los episodios de ansiedad.
Como consecuencia, el cuerpo responde con más deseos de comer aunque sobrepasemos de las cantidades diarias recomendadas.

2. Lucirás más joven
Uno de los factores que aumentan el envejecimiento prematuro de la piel y el riesgo de enfermedades es el proceso mediante el cual los telómeros de las células se acortan.
Al respecto, se ha determinado que la ingesta diaria de refrescos ricos en azúcares desencadena este efecto a nivel celular.

Sumado a esto, hay muchas pruebas que indican que es una de las causas potenciales de padecimientos como la diabetes y las afecciones del corazón.
El impacto del dulce en las células está comparado con el que ocasionan las toxinas que contiene el cigarrillo.
3. Bajarás de peso
Bajarás de peso
Sin duda alguna, este es un gran motivo para decirle adiós a estas bebidas ahora mismo. Aunque aseguren ser “light” o “Cero azúcar”, su consumo eleva la glucosa en la sangre y conduce al aumento de peso.
Esto se debe a sus endulzantes químicos y al jarabe de maíz, fuertemente relacionados con el síndrome metabólico.
Además, hay que destacar que contienen muchas más calorías en comparación de otras bebidas sanas con el agua, los jugos o las infusiones.
4. Sentirás más energías
Los desequilibrios que ocasionan estas bebidas en los índices de glucosa son una causa principal de fatiga y pérdida de la concentración.
Además, el exceso de azúcar conduce a la deshidratación, un factor que afecta las energías y el buen funcionamiento de los órganos principales.
Si en su lugar tomas un licuado de frutas o verduras, sentirás durante la jornada un mejor rendimiento físico y mental.
5. Protegerás tus huesos
Protegerás tus huesos

El color artificial que se le añaden a estas bebidas para diferenciar un sabor de otro contiene más fósforo del recomendado.
Tras acumularse en el cuerpo, esta sustancia resulta perjudicial para la salud ósea porque impide la correcta absorción del calcio.
Por tal razón, lo más conveniente es consumirlo en mínimos cantidades a través de alimentos sanos como los vegetales y granos.
6. Cuidarás tus dientes
El exceso de azúcar y los ácidos de las sodas tienen un impacto negativo sobre el esmalte de los dientes.
Esto no solo les genera manchas amarillentas, sino que incrementa el riesgo de infecciones, abscesos y mal aliento.
7. Evitarás trastornos digestivos

Mujer con indigestion estomacal

El exceso de acidez que causan sus sustancias en el organismo hace que se altere la flora bacteriana que protege los intestinos y el sistema inmunológico.
Como consecuencia se pueden producir úlceras, dolor, gases y otros síntomas digestivos que nos hacen sentir enfermos.
8. Prevendrás los cálculos renales
Los cálculos renales son el resultado de las dificultades que tienen los riñones para eliminar el exceso de toxinas y minerales.
Como estas bebidas los sobrecargan en tareas, son una de las responsables del mayor riesgo de esta enfermedad.
Además, contienen oxalatos, unos compuestos ácidos que inhiben la absorción de calcio al volverlo insoluble en el intestino.

9. Controlarás el insomnio
Gran parte de los refrescos comerciales están cargados con cafeína y otros químicos estimulantes que afectan la calidad de sueño.
Al elegir otras opciones para darle energía a tu cuerpo a lo largo jornada, evitarás este incómodo efecto secundario.
Estos 9 motivos son más que suficientes para entender que estas bebidas no deben hacer parte de la dieta regular.
Por más deliciosas que sean, ninguna cumple con los requerimientos nutricionales del organismo y tampoco sirven para hidratar.