Sigueme

Follow Us

Crema casera para después de depilar

Al utilizar ingredientes naturales nos aseguramos de que nuestra piel no va a sufrir ningún tipo de reacción adversa y de que la estamos nutriendo con ingredientes de primera calidad
La depilación más que un gusto es en la mayoría de los casos una molestia. Más aún si tus vellos son abundantes, lo que requerirá menos tiempo entre una depilación y otra de acuerdo al método que elijas.
Hoy día existe el método convencional con la rasuradora, depilación con cera o con cremas depilatorias, además de la depilación definitiva con láser, a la que no todas tienen acceso a causa del costo que implica.
Generalmente cada mujer ya tiene instaurado su método predilecto. En cuanto al método más convencional (rasuradora) podemos decir que, aunque no produce dolor, la depilación no es muy duradera, ya que el vello se va engrosando e incluso puede presentar irritación o molestias de acuerdo a la sensibilidad de la piel.
La depilación con cera es más duradera pero produce un dolor bastante considerable, aunque va disminuyendo su intensidad en las posteriores depilaciones, pero las molestias post-depilación no suelen ser agradables.
En caso de las cremas depilatorias, no producen dolor y generalmente tampoco molestias importantes, pero el problema radica en que muchas veces los vellos no son eliminados en su totalidad con este método.
Seguidamente les daremos algunas recomendaciones o trucos para que las depilaciones no ofrezcan molestias posteriores o al menos disminuirlas.
Consejos para una mejor depilación
Exfóliate la piel unos días antes de la depilación, para que los vellos estén más expuestos y no quede ninguno escondido.
Evita al menos 24 horas la exposición directa al sol de la zona a depilar, y luego de depilarte también.
Asegúrate de que tu piel esté limpia y seca, sin restos de cremas o lociones, ya que puede dificultar la adherencia de la cera al vello.
No intentes depilarte sola la primera vez, es mejor acudir con una persona capacitada, puedes provocarte seria quemaduras si no tienes experiencia.
Si te encuentras dentro de tu periodo menstrual es recomendable esperar a que se termine para acudir a una sesión de depilación. Pues todo tu organismo se encuentra más sensible y susceptible al dolor en esos días.
Antes de iniciar la sesión sería conveniente la aplicación de talco en las zonas a depilar.
La ventaja de este tipo de depilación es que con el tiempo el dolor va disminuyendo en intensidad, y los vellos se van haciendo más débiles y finos. Manteniendo la piel tersa por más tiempo.
Trucos para evitar irritaciones
Si te haces la depilación en casa o con una experta puedes tener en cuenta las siguientes recomendaciones:
Si utilizas la rasuradora de ser posible debe ser nueva o previamente esterilizada con alcohol.
Para evitar la aparición de granitos rojos luego de la depilación puedes espolvorear bicarbonato de sodio, esto ayudará a que los poros se cierren y evitar que se infecten.
Si tu piel se queda enrojecida o irritada puedes pasarte un paño con leche fría.
El áloe vera también es un poderoso aliado post-depilación. Puedes cortarlo por la mitad y aplicar directamente sobre la zona afectada, ayudará a aliviar las molestias producidas.
Crema casera post-depilación:

Depilacion
En la comodidad de tu hogar y con ingredientes fáciles de conseguir puedes elaborar tu propia crema para después de depilar.
Preparación
Debes colocar 3 cucharadas de una crema hidratante en un recipiente a baño maría, luego agregar una cucharada de aceite de almendras y una de miel. Debes remover la mezcla hasta integrar los ingredientes. Retira del fuego y deja que se enfríe.
Si lo deseas, para adquirir un mayor efecto hidratante y refrescante puedes añadir pepinos a tu mezcla justo después de que la has dejado enfriar.
Una vez fría aplícala sobre las zonas depiladas y déjala actuar durante 15 minutos, luego enjuaga con abundante agua tibia, al secar tu piel no realices fricciones con la toalla, sólo suaves golpecitos para retirar el exceso de agua.
Loción antiséptica post-depilación
Esta loción te ayudará a evitar posibles infecciones de los poros luego de la depilación.

Romero
Loción con romero y tomillo
Ingredientes
Un puñado de hojas de romero, una cucharada de hojas de tomillo o aceite esencial (5 gotas) y ¼ litro de agua.
Haz una infusión con las hierbas, déjala enfriar y colócala sobre la zona depilada, deja secar hasta que se absorba totalmente la infusión.
Nota: si utilizarás el aceite esencial de tomillo, primero debes dejar enfriar la infusión de romero, colarla y luego añadir el aceite.
Para aplicar la loción con mayor comodidad puedes colocar la infusión en un recipiente con pulverizador.