Sigueme

Follow Us

Combate el estrés con estos 5 remedios naturales

El estrés es un trastorno psicológico que abarca una amplia variedad de reacciones tanto a nivel emocional como físico.
Su aparición es una respuesta del sistema nervioso ante un desafío o situación específica como, por ejemplo, el cansancio mental, los accidentes y el exceso de actividad física.
Se caracteriza por cambios evidentes en el estado emocional, casi siempre con tendencia a la irritabilidad, ira y depresión

No obstante, también puede manifestarse a través de síntomas físicos, entre los que se incluyen la tensión muscular, el dolor de cabeza y la fatiga.
En la actualidad es tan común en la población que muchos ignoran la importancia de atender sus síntomas y brindarle un tratamiento.
Lo más preocupante es que esto puede conducir a graves complicaciones y llegar a afectar de forma significativa la calidad de vida.
Por suerte, hay algunos remedios de origen natural cuyas propiedades controlan sus síntomas para que no interfieran en la realización de los hábitos cotidianos.
En esta oportunidad queremos revelar los 5 mejores para que no dudes en probarlos antes de recurrir a otros tratamientos.

1. Té verde

Té-verde

El té verde es una bebida muy popular en todo el mundo, valorada por sus propiedades digestivas y adelgazantes.
Su alta concentración de compuestos antioxidantes, como los polifenoles y las catequinas, lo ha convertido en uno de los mejores remedios contra el estrés oxidativo.
Estas sustancias inhiben la acción negativa de los radicales libres y, tras ser absorbidos, generan un equilibrio en el sistema nervioso central para controlar problemas como la ansiedad y la irritabilidad.
Ingredientes
1 cucharada de té verde (10 g)
1 taza de agua (250 ml)
Preparación
Incorpora una cucharada de té verde en una taza de agua hirviendo y déjala reposar de 10 a 15 minutos.
Pasado el tiempo aconsejado, consume la bebida a sorbos.
Repite su consumo cada vez que experimentes síntomas de estrés.

2. Jugo de arándanos
Los arándanos son una de las frutas más recomendadas para combatir las reacciones negativas del estrés, ya que su alta concentración de antioxidantes promueve la producción de los neurotransmisores del bienestar.
Su contenido de minerales como el magnesio y el manganeso controlan la ansiedad y calman la tensión muscular.
Ingredientes
½ taza de arándanos (75 g)
1 taza de agua (250 ml)
Preparación
Incorpora los arándanos en la licuadora y mézclalos con una taza de agua hasta obtener un jugo sin grumos.
Divídelo para dos tomas y consúmelo cuando te aqueje este problema.
3. Jugo de naranja

Jugo-de-naranja

Entre las múltiples bondades del jugo natural de naranja cabe mencionar que tiene efectos interesantes en el control del estrés y sus síntomas.
Su alto aporte de vitamina C, además de minerales esenciales, reduce la acción de los radicales libres y controla la actividad del sistema nervioso.
Tomarlo durante el desayuno o a media mañana le brinda un extra de energía al cuerpo y mejora la respuesta frente a las situaciones desafiantes.
Ingredientes
6 naranjas
1 cucharada de miel (25 g) (opcional)
Preparación
Extrae el jugo de las naranjas y endúlzalo con una cucharada de miel.
Consúmelo en horas de la mañana, todos los días.
4. Leche de almendras
Con un alto contenido de vitaminas del complejo B y ácidos grasos esenciales, las almendras son un buen remedio contra la ansiedad, el estrés y la depresión.
Tiene efectos antioxidantes y antiinflamatorios que, además de evitar enfermedades, mejoran la actividad cerebral y los procesos que se encargan de aumentar el bienestar.
Su consumo aumenta la producción de serotonina y endorfinas, dos tipos de hormonas que se relacionan con los estados de relajación y felicidad.
Ingredientes
10 almendras dulces
1 vaso de agua (200 ml)
1 cucharada de miel (25 g) (opcional)
Preparación
Incorpora las almendras dulces en la licuadora y bátelas con un vaso de agua y una cucharada de miel.
Tras obtener una bebida homogénea, pásala por un colador y consúmela.
Tómala varias veces a la semana para prevenir el estrés.
5. Jugo de espinacas

Licuado de espinacas con manzana y brócoli

El consumo de espinacas crudas le brinda al organismo una amplia variedad de nutrientes esenciales que contribuyen a prevenir enfermedades físicas y mentales.
Sus antioxidantes, proteínas y minerales esenciales actúan a nivel cognitivo y previenen la segregación excesiva de las hormonas del estrés.
Si bien pueden comerse en ensaladas, también se pueden preparar en un jugo natural para facilitar su incorporación en la dieta.

ngredientes
½ taza de espinacas (15 g)
1 manzana madura
1 taza de agua (250 ml)
El jugo de ½ limón
Preparación
Lava bien las espinacas y la manzana, y ponlas en la licuadora con la taza de agua.
Procesa todo durante un par de minutos y, tras obtener una bebida homogénea, sírvela.
Agrégale el jugo de medio limón y tómala en horas de la mañana.
¿Sigues sin controlar el estrés? Prepara alguno de estos remedios naturales e inclúyelo en tu alimentación regular para hacerle frente a este trastorno.
Eso sí, procura modificar tus demás hábitos de vida para lograr mejores resultados.