Sigueme

Follow Us

6 formas de combatir el agotamiento mental

Nuestros hábitos alimenticios son fundamentales a la hora de hacer frente el agotamiento mental. Debemos aumentar el consumo de productos naturales y reducir los azúcares y procesados

Estás cansada después de cumplir cada día con todas tus obligaciones laborales y personales?
Si eres como la mayoría de las personas, es probable que lleves mucho tiempo sin darte un espacio de verdadero descanso y alejado de todo.
Sabemos que es importante concentrarte en tus obligaciones pero, si ya llegaste al punto extremo de agotamiento mental, es momento de parar. Luego, sigue estos consejos y combátelo.
Verás que, después, te sentirás más fresca y dispuesta para seguir con tu rutina.
Es buena idea que procures adoptar una o más de estas tareas en tu vida diaria. Verás que las ventajas son increíbles.
1. Mide tus victorias en función del esfuerzo, no de los resultados
Una de las principales causas del agotamiento mental es la sobreexigencia. La mayoría de nosotros está educado para contar sus victorias en función de los resultados.
Esto significa que no importa qué consigas o cuánto te esfuerces, si no logras aquel gran objetivo que te fijaste te sentirás fracasado.
Ahora bien, esto no es del todo malo. Cuando lo haces de la forma correcta, logras medir tu progreso. Tan solo ten cuidado de no hacerlo siempre y en cada tarea.
Date la oportunidad de premiarte por cada progreso o pequeño triunfo que te acerca a tus objetivos.

2. Suma pasión y resta responsabilidades

Otra forma de combatir el agotamiento mental es dejar de lado la mayor cantidad de obligaciones. Cuando avanzas en tu vida o meta solo porque debes cumplir con ello, poco a poco se convierte en un pesada carga.
Esto puede aplicarse a cualquier cosa, desde el cuidado de tus hijos, tu empleo o esa nueva empresa.

Por otro lado, la pasión es una energía más poderosa que cualquier otra. Encuentra aquellos aspectos que te gusta hacer e incorpóralos en tu rutina diaria.
Tal vez estás obligada a trabajar de 9 a 5 en algo que no te resulta particularmente atractivo, pero que ayuda a pagar las facturas.
En este caso, adopta algún pasatiempo que de verdad ames. Desde una clase por la tarde hasta la práctica de algún deporte el fin de semana.
Deja que sea eso lo que haga girar tu vida y poco a poco verás rutina como algo más llevadero.
3. Reconecta con la naturaleza
mujer-entre-naturaleza-desarrollando-su-intuición
Siendo sinceros, ¿qué tan conectada estás con la naturaleza? Incluso si eres una persona que trata de cuidar el medio ambiente, es probable que pocas veces dejes de lado la vida en la oficina para salir a dar un paseo.
Incluso es posible que te consideres una persona con pocas habilidades para estar en el exterior. Por suerte, no decimos que debas salir de excursión cada dos días o aventurarte a escalar una gran montaña.
Hablamos de salir unos 15 minutos diariamente. Vale cualquier cosa que se te ocurra, desde salir a caminar o correr hasta hacer algo de jardinería o alimentar algunas aves en el parque más cercano a tu casa.
Si tienes un perro, aprovecha para hacer de esto un hábito diario para combatir el agotamiento mental efectivamente.
4. Come la cantidad adecuada de las proteínas correctas
Dado que el cerebro es uno de los órganos con mayor gasto energético, consumir calorías negativas o demasiados azúcares solo le hará sentir más cansado.
En lugar de eso, procura consumir alimentos que sean lo más naturales posible. Los ideales son aquellos que sin azúcares naturales o que contienen una baja cantidad de los mismos, como las frutas.
También es bueno que limites las cantidades de sal que comes habitualmente. Comienza a eliminar poco a poco los alimentos más dañinos.
5. Elimina por completo los azúcares procesados y el alcohol
Alcohol

¿Qué tan capaz te consideras de evitar el consumo de azúcar por todo un día? ¿Qué tal dos? Si pudieses hacer esto por toda una semana, rápidamente sentirías cómo desaparece el agotamiento mental.
Además, estarás más alerta y, en un par de semanas, ya tendrás más energía y menos kilos de grasa.
El primer paso es leer todas las etiquetas de aquellos alimentos y bebidas que consumes habitualmente.
Estamos seguros que te sorprendería la cantidad de azúcares procesados que estás consumiendo en alimentos aparentemente inocentes.
De la misma forma, también necesitas eliminar todo el alcohol que sea posible. Aunque el vino tinto, la cerveza y otras bebidas son benéficas para la salud, es mejor mantenerte alejada de estas cuando el cuerpo no da más por el cansancio.
Recuerda que consumir alcohol debe ser un gusto muy ocasional y siempre en baja cantidad.

6. Desarrolla hábitos de sueño estrictos
Es un hecho que las personas más exitosas tienen rutinas de sueño muy estrictas. Raramente los encontrarás durmiendo fuera de su horario establecido o más tiempo del que debían.
¿Tú cómo llevas este aspecto?
Tanto niños como adultos necesitamos una rutina para dormir bien definida. Esto permite que la mente sepa cuándo descansar y disminuya el agotamiento mental.
Esto no quiere decir que nunca te vayas a sentir cansado, pues eso depende de tus actividades diarias y otros factores.
Al inicio es probable que te cueste seguir esa nueva rutina de sueño pero, con un buen té antes de ir a la cama y un poco de paciencia, en poco tiempo te habrás adaptado.