Sigueme

Follow Us

Efectos al consumir sal en exceso

Es necesario consumir sal para que tu organismo funcione, pero ¿sabías que cuando la consumes en exceso, tu presión arterial se eleva y tiene efectos secundarios en los riñones, cerebro, arterias y el corazón?

La sal está compuesta por cloruro de sodio el cual en cantidades grandes puede ejercer efectos que alteran la salud de cualquier persona, puede hacer que el cuerpo retenga líquidos causando inflamación generando sobrepeso y obesidad.

Hipertensión arterial

La hipertensión o presión arterial alta se incrementa por el consumo de sodio en grandes cantidades, hace que las arterias que transportan la sangre por el organismo pierdan elasticidad y se vuelvan más rígidas, dificultando el trabajo del corazón y los riñones. Es una enfermedad crónica que con frecuencia puede llegar a requerir tratamiento de por vida y eleva mucho el riesgo de padecer otros trastornos mucho más graves.

Insuficiencia renal

Tus riñones son una parte fundamental para que tu organismo funcione bien, pues lleva a cabo la  labor de filtrar y depurar la sangre imprescindible para la vida, esta función de filtrado se ve perjudicada por el exceso de sal, potenciando asimismo la hipertensión arterial en un círculo vicioso. Además, la ingesta excesiva de sal es un importante factor que predispone la formación de cálculos renales

Retención de líquidos

Cuando se consumen más de 5 gramos de sal al día, el cuerpo va almacenando el sobrante en órganos y tejidos, en una solución de 20 partes de agua por una de sal. Esto es lo que causa la retención de líquidos en el cuerpo y lo que conocemos como edemas, que lo único que son es sal y agua almacenada que no pudieron eliminar ni el riñón ni la piel.

La razón por la que se retiene el agua con la sal es que la sal acidifica la sangre, esto es tan nocivo para el cuerpo que el organismo para neutralizar este efecto acidificante retiene agua, lo cual causa aumento de peso e hinchazón en piernas y otras partes del cuerpo.

Aumenta el riesgo de padecer de cáncer

Se puede llegar a presentar cáncer de estómago por el consumo excesivo de sal, ya que en grandes cantidades puede ser un irritante que erosiona el recubrimiento del estómago, provocando lesiones ulcerosas, infecciones y predisposición de tumores gástricos causando un daño en la mucosidad del estómago.

Daños en el corazón

El consumo excesivo de sal tiene efectos adversos directos sobre el músculo cardíaco, lo que también empeora el funcionamiento del corazón, incrementando el riesgo de sufrir enfermedades como los infartos o la insuficiencia cardiaca, cuando el corazón es incapaz de bombear la sangre necesaria para el cuerpo se puede producir infartos.

Otros efectos de consumir sal

Reumatismo y problemas articulares como artritis.
Piedras o cálculos ya sea en vesícula o riñones.
Caída del cabello debido a que la sal seca el cuero cabelludo.
La sal seca los tejidos lo cual provoca muchos problemas de piel, ojos secos, piel marchita, propensión a arrugas, funcionamiento de mucosas deficientes.
La sal puede llegar a resecar la garganta y la nariz.
Puede provocar ojeras y estreñimiento.

¿Por qué necesitamos de la sal?

La sal es necesaria para el cuerpo, pero no la sal común, más bien el cloruro de sodio, con la sal el cuerpo realiza procesos metabólicos importantes y produce ácido clorhídrico en el estómago. Sin embargo, la sal refinada o yodatada o yodada es la más nociva ya que esta refinada y no ayuda al cuerpo sino más bien entorpece sus funciones.

¿Cómo consumir sal de manera responsable?

Puedes reemplazar la sal común y mejorar tu salud. Sal marina gruesa o de grano, es una de las sales más nutritivas para el cuerpo ya que no está refinada.

Biosal, es una mezcla de cloruro de sodio con cloruro de potasio y contrarresta los efectos negativos indicados antes. Es menos nociva pero no tiene nutrientes, además de haber sido tratada con blanqueadores, químicos y yodo.

También te puede interesar › Efectos al dejar de consumir tanta azúcar.

Sal ahumada, en esta el proceso utilizado le ha hecho absorber humos para tener un sabor particular, se usa para darle otro gusto a las comidas, pero no aporta nada en lo nutricional.

Lo recomendado es consumir no más de 2.400 miligramos de sodio al día, claro esta que esta cantidad es recomendada para personas que no padecen de algún tipo de enfermedad, pero si hablamos de personas con problemas de diabetes, problemas renales, hipertensión entre otros, la cantidad recomendada disminuye y es probable indicar no más de 1.500 miligramos diarios, es importante recordar que el consumo de sal puede estar en productos que consumes y compras en supermercados, como salsas, comida procesada entre otros.

Evita usar demasiada sal, muchos alimentos contienen sus propias sales, por lo que no es necesario usar sal, hay distintas maneras de darle sabor a tus comidas, recuerda que las papilas gustativas se acostumbran a lo salado, pero puedes acostumbrarte a usar cada día menos sal y descubrir nuevos sabores.