Sigueme

Follow Us

¿Quieres deshacerte de las ampollas en los pies? Combátelas con estos 6 remedios naturales

Las ampollas son unas bolsitas acuosas que suelen aparecer en los pies debido a la fricción con los materiales rígidos de los zapatos o los calcetines.

Si bien también se pueden dar en las manos, los pies son los que más las desarrollan por el peso que tienen que soportar durante cada una de las actividades de la jornada.

Por lo general se dan en los talones, aunque también son habituales en la planta del pie, justo en las áreas donde se forman los callos.

Aunque su aparición es incómoda y dolorosa, suelen ser una señal del cuerpo para alertar que ciertas actividades deben ser reducidas porque están afectando la piel.

Además, en ocasiones, pueden pasar a ser infecciones de mayor cuidado y requerir atenciones más rigurosas y especializadas.

Por fortuna, existen varios remedios de origen natural que contribuyen a aliviarlas antes de que se conviertan en un problema mayor.

A continuación queremos revelar los 6 más eficaces para que no dudes en aplicarlos cada vez que lo consideres necesario.

1. Agua con sal

Uno de los mejores remedios para secar las ampollas en poco tiempo consiste en hacer el clásico baño de agua con sales de Epsom.

Este ingrediente tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias que reducen el dolor y la proliferación bacteriana de la zona afectada.

Ingredientes
2 litros de agua caliente
½ taza de sales de Epsom (90 g)
¿Qué debes hacer?
Incorpora media taza de sales de Epsom en un barreño con el agua caliente y sumerge los pies durante 20 minutos.
Repite su uso todos los días, hasta curar por completo la ampolla.

2. Aloe vera

El cristal de aloe vera tiene propiedades bactericidas y calmantes que minimizan el aspecto de las ampollas en cuestión de días.
Su poder hidratante ayuda a curar la piel afectada, a la vez que seca la inflamación y favorece la regeneración celular.

Ingredientes

  • 1 cucharada de gel de aloe vera (15 g)
  • 1 cucharadita de aceite de coco (5 g)

¿Qué debes hacer?

  • Combina los dos ingredientes en un recipiente y aplícalos sobre la zona afectada con un vendaje de algodón.
  • Déjalo actuar toda la noche y repite su uso hasta hallar alivio.

3. Vinagre de manzana y cebolla



La combinación de vinagre de manzana con cebolla nos da como resultado un poderoso antiséptico natural para evitar las infecciones en las zonas con ampollas.
Sus propiedades reducen el tamaño de la bolsa con agua y secan la piel para favorecer la reparación y encontrar un rápido alivio.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de vinagre de manzana (20 ml)
  • El jugo de ¼ de cebolla

¿Qué debes hacer?

  • Extrae el jugo de un cuarto de cebolla y mézclalo en un recipiente con el vinagre de manzana.
  • Sumerge un trozo de algodón en el líquido y fíjalo sobre las ampollas con un vendaje adhesivo.
  • Deja que actúe, como mínimo, 3 horas y repite su uso hasta curar la lesión.

4. Ajo

El ajo es un antibiótico natural muy potente que ayuda a reparar la piel con traumatismos o inflamaciones.
Sus compuestos impiden que las bacterias u hongos se proliferen, lo cualdisminuye el riesgo de infección.
Además, seca las ampollas abiertas y calma el dolor y el enrojecimiento de la zona.

Ingredientes

  • 1 diente de ajo crudo

¿Qué debes hacer?

  • Tritura un diente de ajo crudo, frótalo sobre el área afectada y sujétalo con una venda o gasa.
  • Deja que actúe 30 minutos y enjuaga.

5. Agua de hamamelis



Agua de hamamelis

La infusión o agua de hamamelis es un remedio antiinflamatorio y calmante quedisminuye el tamaño de las ampollas y las posibles infecciones en las mismas.
Tiene propiedades astringentes que reducen la acumulación de líquido y, tras varios usos, seca la piel afectada.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de hamamelis (20 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Pon a hervir el agua y, cuando rompa en ebullición, agrégale el hamamelis y déjalo a fuego mínimo durante dos minutos.
  • Sumerge un algodón en el líquido tibia y frótalo con suaves masajes en la zona afectada.
  • Repite su uso tres veces al día.


La aplicación continua de aceite de ricino es una de las mejores soluciones contra las ampollas y el dolor causado por las mismas.

6. Aceite de ricino

Ingredientes

  • 5 gotas de aceite de ricino

¿Qué debes hacer?

  • Aplica las gotas de aceite de ricino sobre las ampollas, frótalo hasta que se absorba bien y cúbrelo con unos calcetines suaves.
  • Repite su uso dos veces al día, todos los días.