Sigueme

Follow Us

15 remedios caseros para la gripe y el resfrío


15 remedios caseros para la gripe y el resfrío

1. Jengibre, el antigripal de la naturaleza:

Para el malestar, prepara esta infusión: pica una cucharada de jengibre fresco y agrégalo a una taza de agua hirviendo. Puedes añadir miel y un poco de limón. El jengibre te ayudará a sentir mejor por sus propiedades analgésicas, antipiréticas y antibacteriales, según un estudio de los Archives of Family Medicine.

2. Vaporizaciones de eucalipto:

Abre tus vías respiratorias y alivia la irritación de la garganta con vapor de eucalipto, que tiene propiedades expectorantes. Con mucho cuidado, vacía agua muy caliente en una vasija amplia y agrega aceite u hojas de eucalipto. Coloca una toalla en tu cabeza para tratar de atrapar todo el vapor y poder respirarlo.

3. Líquidos calientes:

Las abuelas no se equivocan: no hay nada mejor para el resfriado que tomar algo bien calentito, y un estudio de la Universidad de Cardiff, de Inglaterra, lo confirma: "Las bebidas calientes proporcionan alivio inmediato al flujo nasal, la tos, los estornudos y la irritación de garganta".

5. Ajo, el aliento de la salud:

No sólo es efectivo para ahuyentar a los vampiros, sino también para combatir enfermedades: el ajo es rico en alicina, una sustancia con propiedades antisépticas que ayuda al cuerpo a combatir la gripe y otras infecciones. Goza de sus beneficios tomando una infusión de ajo picado, miel y limón.

5. Irritación nasal:

Olvídate de la congestión nasal: mezcla un cuarto de cucharadita de sal marina sin yodo y un cuarto de cucharadita de bicarbonato en una taza de agua tibia. Vierte un par de gotas en cada fosa nasal, luego inclínate hacia adelante para que escurra un poco y suena tu nariz suavemente.

6. Sauco, una aspirina natural:

Alivia el cuerpo cansado con una infusión de corteza y bayas de sauco. Este árbol contiene ácido salicílico, una sustancia semejante a la de las aspirinas, que ayuda a aliviar el dolor y la fiebre. También contiene sambucol, que combate la infección del virus de la gripe, explica la Dra. Madeleine Mumcuoglu, especialista en virología.

7. La tradicional sopa de pollo:

Un estudio de la Universidad de Nebraska confirmó lo que todas las abuelas ya sabían: una sopa de pollo te hace sentir mejor porque reduce la congestión y lubrica la garganta, aliviando la irritación. Además, contiene compuestos químicos semejantes a los antigripales, que ayudan a sanar más rápido.

8. Infusión de limón:

Una infusión caliente de limón, con jugo y cáscaras, contribuye a combatir los síntomas del resfriado, pues el limón no sólo aporta vitamina C, sino que tiene propiedades antibacteriales, antivirales y antiinflamatorias. Haz tu infusión más efectiva y deliciosa agregando un poco de miel.

9. Miel:

La miel es un expectorante natural, ayuda a eliminar las flemas, y es útil para controlar y combatir las infecciones en la garganta, gracias a sus propiedades antisépticas. Para que actúe directamente en tu garganta, haz gárgaras con una infusión tibia de hojas de frambuesa y dos cucharadas de miel en media taza de agua.

10. Ungüento de alcanfor:

Si tu nariz se ha irritado de tanto limpiarla, aplica una cantidad pequeña de ungüento de alcanfor y eucalipto. El vapor del eucalipto abrirá las vías respiratorias y evitará la congestión, y el alcanfor aliviará el dolor y la irritación en la piel, gracias a sus efectos analgésico y antiséptico.

11. Té verde, tónico milenario:

Un estudio realizado en Japón encontró que el té verde contiene catequinas, sustancias con propiedades antivirales que ayudan a combatir e incluso a prevenir la gripe. La mejor manera de aprovechar sus beneficios es hacer gárgaras: los expertos aseguran que así las áreas afectadas quedan mejor expuestas a los efectos antivirales del té.

12. Frutas cítricas:

"La vitamina C fortalece el sistema inmunológico, ayuda al cuerpo a combatir la gripe y a evitar complicaciones, como la pulmonía", asegura el Dr. Mark Moyad, de la Universidad de Michigan. La mejor manera de obtener esta vitamina es a través de las frutas cítricas.

13. Descanso y más descanso:

Aprovecha para consentirte y no salgas de la cama. El Dr. Philip Tierno Jr., de la Universidad de Nueva York, explica que un buen descanso ayuda a que tu sistema inmune actúe mejor, acelerando el proceso de recuperación: “al mantenernos en reposo, el cuerpo puede dedicar más energía a combatir la enfermedad”, explica.

14. Equinacea:

Tomar suplementos de equinacea a las primeras señales de resfriado o gripe, ayudaría a disminuir los síntomas y acorta la duración de la enfermedad, gracias a que estimula el sistema inmunológico, permitiendo que el cuerpo luche mejor contra las enfermedades, según un estudio de la Universidad de Connecticut.

15. Zinc:

Tomar complementos de zinc, especialmente pastillas, ayudaría a reducir de manera drástica la intensidad de los síntomas del resfriado y la gripe. “El zinc tiene el poder de controlar los síntomas del resfriado y de reducir su duración a la mitad”, asegura el doctor Meenu Singh, del Institute of Medical Education and Research, en India.