Sigueme

Follow Us

Cómo blanquear ropa sin cloro: 5 soluciones naturales




Además de eliminar los malos olores, el bicarbonato nos ayuda a eliminar manchas a la vez que aporta suavidad a las prendas. Basta con agregarlo al detergente habitual y lavar normalmente
La ropa blanca tiende a mancharse muy fácilmente con cualquier tipo de sustancia que entre en contacto con su tela o bien, después de mucho utilizarla ya empieza a notarse amarillenta.


Para blanquear nuestra ropa casi siempre recurrimos a los productos químicos que venden en el mercado, en especial a aquellos que contienen cloro y que parecen ser la mejor solución para recuperar esa tonalidad blanca y limpia de nuestras prendas.

Es cierto que dichos productos funcionan de manera efectiva y pueden ser la solución más simple para blanquear las prendas; sin embargo, los químicos utilizados en estos no son para nada saludables y también le pueden hacer daño al medio ambiente.





Para prevenir accidentes con los productos con cloro y blanquear las prendas de una manera más ecológica, a continuación vamos a compartir 7 trucos de limpieza con productos naturales que puedes tener en cuenta para deshacerte de las manchas y recuperar ese blanco brillante de tu ropa.

Vinagre blanco

Además de ser un producto que ayuda a remover manchas y suciedad, el vinagre blanco no es agresivo con las telas y las ayuda a suavizar para no tener que recurrir a los suavizantes de telas químicos.

¿Cómo utilizarlo?

Agrega de ½ a 1 taza de vinagre blanco destilado a tu detergente natural en polvo para lavadora y realiza el lavado común y corriente.

Si tus prendas tienen manchas en el cuello, axilas u otras áreas, aplícale vinagre sobre la zona afectada y déjalo actuar una hora antes de enjuagarlo.
Ver también: 5 beneficios del vinagre para la salud

Bicarbonato de sodio

Es un producto que, además de ser económico, actúa en profundidad sobre la tela, eliminando las manchas y proporcionándole suavidad a los tejidos.

¿Cómo utilizarlo?

Agrega ½ taza de bicarbonato de sodio a tu detergente natural y realiza el lavado común. Recuerda separar siempre la ropa blanca de la de color.
Para manchas contundentes, aplícalo de forma directa, mezclado con un poco de jugo de limón.

Agua oxigenada

El agua oxigenada es un producto que ayuda a blanquear y cuidar las prendas porque no contiene cloro.

¿Cómo utilizarlo?

En el lavado habitual, agregar ½ taza de agua oxigenada -3% con el detergente normal. También se puede aplicar de forma directa sobre la mancha.

Jugo de limón

El jugo de limón es un astringente natural que limpia en profundidad, elimina todo tipo de suciedad y deja la ropa blanca reluciente.

¿Cómo utilizarlo?

Llena una olla con agua y rodajas de limón, colócala a hervir y luego, remoja la ropa durante una hora antes de lavarla de forma habitual.

Otra buena opción consiste en preparar una solución de jabón, una cucharada de sal y el jugo de dos limones. Remoja la ropa en esta mezcla, después déjala que se escurra y sécala al sol.

Leche

Este ingrediente natural ayuda a cuidar las prendas y, de paso, las ayuda a blanquear. Se recomienda en especial para prendas delicadas o de algodón.

¿Cómo utilizarlo?

Pon a remojar la prenda en un tazón con leche, déjala allí un par de horas y enjuaga como de costumbre.

Consejos para mantener la ropa blanca

La ropa blanca requiere de algunos cuidados especiales para conservarse en buen estado y con un tono brillante.
Si este color es tu favorito a la hora de elegir la ropa, no te pierdas los siguientes consejos:

Evita utilizar blanqueadores químicos en prendas hechas de poliéster, o en mezclas de poliéster y algodón, ya que en estas puede darse una reacción química entre el cloro y el poliéster, que por lo general hace que la prenda se vuelva amarillenta.

Préstale mucha atención al agua que utilizas para lavar, ya que en ocasiones puede estar turbia y esto hace que tus prendas se vuelvan amarillentas.
Al momento de lavar la ropa blanca puedes utilizar un poco de bórax diluido, para que el agua se suavice y no haya riesgo de que la prenda se manche.

Para evitar las manchas en la ropa blanca trata de no aplicarte perfumes, desodorantes u otros químicos que puedan hacer contacto con la tela. Por lo general, todos estos acaban por crear manchas amarillentas en la prenda.
Procura secar tu ropa blanca al sol, ya que los rayos UV contribuyen a mantener los blancos brillantes y bonitos.