Sigueme

Follow Us

Después de saber esto querrás bañarte con AGUA FRÍA todos los días

A la mayoría de nosotros, nos gusta bañarnos con agua tibia o caliente, especialmente después de un día estresante.

Sin embargo,  es importante saber y tener en cuenta los grandes beneficios de ducharse con agua fría.


Mejor circulación

Cuando el cuerpo se expone al agua fría, inmediatamente empieza a llevar más sangre a los órganos y los tejidos internos, con lo cual estos se benefician de un mejor flujo sanguíneo.

Piel más fresca y saludable

La ducha caliente tiende a resecar nuestra piel, lo cual se evidencia en el aspecto falto de brillo e incluso escamoso. Bañarte con agua fría mantiene tu piel fresca y con su brillo natural.

Aumento de energía

Cuando nos bañamos con agua fría podemos experimentar que después de salir de la ducha nos sentimos rejuvenecidos, frescos y con una mayor energía que como nos sentíamos antes de ducharnos.

Sistema inmunológico fuerte

Al ducharnos con agua fría nuestro cuerpo reacciona estimulando su metabolismo y, por ende, el sistema inmunológico.

Fertilidad

Los hombres deben evitar exponerse a baños o duchas muy calientes ya que eso puede afectar la caída en la producción de esperma.
Recomendaciones

Ya verás que si lo haces de manera gradual, poco a poco tu cuerpo se irá acostumbrando y bañarte con agua fría dejará de ser un martirio y se convertirá en una experiencia para disfrutar, sobre todo si eres consciente de estos importantes aspectos en la salud.

Precaución

Las personas que tienen padecimientos del corazón deben consultar con un médico antes de darse duchas frías a hacer un régimen de este tipo.
El aumento en la circulación de los órganos internos podría provocar algunas alteraciones o afectar el sistema circulatorio si éste tiene problemas o está enfermo.

Fuente: mejorensalud/recetasparaadelgazar