Sigueme

Follow Us

Dime que Rostro tienes y te diré como eres

La fisiognomía es el estudio de la forma de la cabeza y la cara. Su origen es muy antiguo, ya en China este conocimiento se transmitía oralmente y personalidades tan relevantes como Aristóteles o Pitágoras se interesaron pfisiognomiaor este tema. Hasta el saber popular acuñó en su refranero esa conocida frase “la cara es el espejo del alma”.

Actualmente el estudio del rostro continúa siendo motivo de investigación; estos conocimientos se aplican especialmente en el campo laboral para la selección de personal  y en criminología para conocer rasgos del carácter.

Desde el punto de vista esotérico el estudio del rostro nos ayuda a determinar y analizar el carácter de un individuo como técnica complementaria al tarot.


Vamos a ver las características de los diferentes TIPOS DE ROSTROS:

Rostro redondo: Este tipo de rostro es propio del  individuo sereno al que le gusta la comodidad, el lujo y la diversión. Son personas que evitan, a toda costa, las situaciones conflictivas y que buscan pisar sobre seguro; suelen ser buenos hombres de negocios.

Rostro cuadrado: La terquedad y la fidelidad son características de quienes tienen la cara cuadrada.  Son personas trabajadoras que luchan por sus ideales, de carácter práctico y que se rigen por normas.

Rostro ancho: Las personas con este tipo de cara tienen una gran energía que proyectan en todas sus actividades; es el rostro de los líderes y de quienes tienen una gran facilidad para comunicarse con los demás. Son personas a las que les encanta la vida social y tienen un gran poder de seducción.

 Rostro rectangular: La seguridad caracteriza a quienes tienen este tipo de cara. Son personas leales, buenos compañeros y excelentes amigos.

Rostro triangular: Las personas con rostro triangular tienen un temperamento nervioso, dinámico, astuto e inquieto; les cuesta concentrarse y mantener la constancia. Las mujeres que tienen este tipo de rostro son espirituales y muy sensitivas.


Rostro alargado: Las personas con este tipo de rostro son muy sensibles, se ilusionan con facilidad y, ante cualquier contrariedad, pueden tener un comportamiento violento.