Sigueme

Follow Us

DOLOR PÉLVICO CRÓNICO

El dolor pélvico crónico (dolor en la región pélvica con una duración de más de 6 meses) es una de las causas mas frecuentes por las que la mujer consulta al ginecólogo.

Probablemente una de cada diez pacientes que acude a nosotros lo hace exclusivamente por ese motivo, y el porcentaje aumenta considerablemente si le preguntamos intencionadamente a las pacientes que acuden por cualquier otra molestia (es decir, son mujeres que tristemente se han acostumbrado a algo que no es normal y por lo tanto no buscan ayuda).

Consideramos como crónico un dolor que esta persistentemente presente por seis meses o más. Generalmente estas pacientes tienen también una alteración en el estado emocional, que, pudiendo ser debida al dolor crónico, hace que este cuadro sea más notorio.

Es frecuente que su rol en la casa o en el trabajo no sea cumplido a cabalidad, que se sienta deprimida, tenga alteraciones en su peso y que sus quejas sobre el dolor parezcan sobredimensionadas en relación con lo que encontramos en los exámenes.

Todo esto se explica si tenemos en cuenta que, generalmente, son pacientes que ya consultaron con varios especialistas y probablemente han recibido tratamientos tanto con antiinflamatorios como con antibióticos, sin obtener mejoría.

Esto las va llevando a una sensación de desesperanza que influye negativamente y hace que focalicen su atención en el dolor que las aqueja.

Es por eso importante que el médico evalúe el componente psicológico de la paciente con mucho cuidado, obteniendo información sobre alteraciones en apetito, sueño, imagen corporal y sobre todo en relación a su vida sexual y su relación de pareja, tanto pasada como actual (El dolor pélvico puede ser una excusa, así sea inconsciente, para no tener relaciones con una pareja con la cual se está pasando por un mal momento).

Entre las causas físicas de dolor pélvico crónico tenemos principalmente patologías ginecológicas como endometriosis, adenomiosis, miomatosis uterina, adherencias, tumores ováricos, congestión pélvica, etc.

Pero no siempre el problema es ginecológico, ya que también, y con frecuencia, enfermedades del colon, de la columna, o incluso sistémicas como la porfiria podrían causarlo.

Dentro de las causas cada vez mas frecuentemente reconocidas de dolor pélvico crónico es la cistitis intersticial (o mejor llamada como síndrome de vejiga dolorosa), una condición anormal en la que la vejiga tiene una inflamación inespecífica intensa sin una causa aparente y que suele afectar enormemente la calidad de vida de la paciente.

Entre las causas de dolor pélvico crónico encontramos a la dismenorrea (mensturaciones dolorosas), endometriosis (presencia de tejido endometrial anormalmente fuera de la cavidad endometrial), el síndrome premenstural, dolor por la ovulación, la enfermedad pélvica inflamatoria (proceso infeccioso usualmente causado por una enfermedad de trasmisión sexual), la retroflexión uterina (mal posición del útero), congestión pélvica secundaria a cirugías, dispareunia (dolor al momento de tener relaciones sexuales), adherencias pélvicas (cicatrices internas usualmente secundarias a cirugías previas), síndrome de colon irritable, enfermedad inflamatoria intestinal, diverticulosis, cáncer ginecológico, proctalgia, apendicitis, colitis, cistitis intersticial, fibromialgia, miositis, alteraciones psiquiátricas, abuso sexual, depresión, abuso de sustancias, etc.

Las vías neurológicas del dolor en la pelvis son muy complejas, no es infrecuente que problemas en la llamada “pared abdominal”, como una lesión nerviosa a nivel de los músculos del abdomen, haga que el paciente sienta el dolor como si proviniera de los ovarios. En casos como estos, una simple infiltración de anestesia en ese músculo puede hacer que desaparezca la molestia.

El tratamiento del dolor pélvico puede ser médico y/o quirúrgico.

El tratamiento médico puede tener 2 objetivos: Solo erradicar el dolor o tratar la enfermedad que esté generando el dolor, para así acabar con este. (obviamente esto es lo ideal).


Ejemplo de lo primero es la estimulación eléctrica transcutanea de los nervios, que se está usando para dismenorrea por endometriosis recidivante, mientras un ejemplo de lo segundo sería el tratamiento de fulguración de focos endometriosicos por laparoscopia en una paciente con endometriosis.

El tratamiento quirúrgico se hace normalmente por laparoscopia, que sirve muchas veces para diagnóstico y tratamiento en el mismo acto operatorio.

La laparoscopia consiste en realizar solamente unas cuantas incisiones de no mas de 2 cm de diámetro a través de las cuales se introduce una cámara e instrumentos de trabajo y que permiten una visualización óptima de los órganos internos y una recuperación mucho mas rápida y efectiva para la paciente.

En pacientes con dolor pélvico crónico es muy frecuente encontrar endometriosis, y en estos casos, se resecan los focos grandes y se destruyen los pequeños. Siempre es recomendable intentar obtener alguna muestra para estudio patológico.

Otro hallazgo frecuente es el de adherencias (cicatrices internas), las que deben ser eliminadas con cuidado para evitar sangrados internos.

Muchas pacientes con dolor intenso sin causa aparente pueden beneficiarse también por la ablación laparoscópica de los nervios uterinos, la que se hace a nivel de los ligamentos útero sacros, teniendo cuidado de no lesionar los uréteres, que deben siempre ser correctamente identificados antes de proceder a la cauterización del ligamento.

Otro procedimiento para dolor utilizado previamente era la neurolisis presacra. Actualmente, un procedimiento que ha mostrado un beneficio importante en estas pacientes es la instalación de un dispositivo colocado a través de la piel y hasta la columna sacra y que a través de estímulos nerviosos literalmente bloquea la señal dolorosa, esta terapia se conoce como Neuromodulacion sacra y se considera un recurso potencial para casos refractarios a otros tratamientos.

Vemos entonces, que el dolor pélvico crónico es un problema frecuente y complejo, donde se juntan componentes psicológicos y físicos, que muchas veces no conseguimos identificar plenamente.

La laparoscopia es definitivamente, una de las mejores armas con que contamos para efectuar un buen diagnóstico y un tratamiento correcto en estas pacientes.

La Diabetes más peligrosa para la mujer?



Aunque cifras de la International Diabetes Federation sugieren que para el 2030 habrá 277 millones de hombres y 275 millones de mujeres; es decir la incidencia es y será mayor en hombres, esta enfermedad es potencialmente más mortal para el género femenino.

Ya que las féminas que han desarrollado diabetes tipo 1 poseen 40% más de riesgo de morir de esta causa y el doble de perder la vida a causa de enfermedad cardíaca”, así lo sugiere un estudio publicado en The Lancet Diabetes & Endocrinology.

¡Su efecto es devastador!


La investigación dirigida por Rachel Huxley, experto de la Universidad de Queensland, señala que las mujeres con diabetes tienen 37% de riesgo de morir por apoplejía y 44% por en enfermedad renal, a comparación del hombre.

¿Por qué sucede? La mujer tiene mayor dificultad para controlar sus niveles de azúcar en la sangre, esto debido a una serie de factores pero principalmente por los cambios en los niveles de hormonas que se presentan en la pubertad.


Además, Huxley destaca que el incremento de azúcar en la sangre puede impactar de forma más severa los vasos sanguíneos del cuerpo femenino.

Aunque no es todo, ya que otro factor de riesgo es el embarazo, ya que puede desarrollarse diabetes gestacional. Los factores de riesgo para ésta son la obesidad y antecedentes familiares.

La diabetes es una enfermedad crónico degenerativa que se puede controlar, para ello debes realizar ejercicio regular y mantener una dieta equilibrada, pero si empiezas a presentar síntomas te esta enfermedad te sugerimos que mantengas un control constante de tus niveles de azúcar. 

5 plantas para conseguir una piel sana



Las mujeres gastan cerca de 50% de sus ingresos en productos para tener su piel sana y bella. Olvidan que la naturaleza brinda opciones que son excelentes para cuidarla, como es el caso de las hierbas.

Aunque los productos están diseñados para ayudar, usarlos en exceso puede irritar la piel, especialmente si se utiliza más de uno contra el envejecimiento. Y esto a menudo suele empeorar los signos, indica la American Academy of Dermatology.

Si eres parte de las mujeres que usan muchos productos, date un respiro y dile sí a estas hierbas que pueden ayudarte a combatir diversos problemas y que logres tener una piel sana.

1. Té blanco


Éste protege las células contra los daños causados por el sol, así que puede ser un gran complemento de tu crema FPS. También es efectivo para reducir la aparición de arrugas, señala un estudio del University Hospitals Of Cleveland.

Las mujeres gastan cerca de 50% de sus ingresos en productos para tener su piel sana y bella. Olvidan que la naturaleza brinda opciones que son excelentes para cuidarla, como es el caso de las hierbas.

Aunque los productos están diseñados para ayudar, usarlos en exceso puede irritar la piel, especialmente si se utiliza más de uno contra el envejecimiento. Y esto a menudo suele empeorar los signos, indica la American Academy of Dermatology.

Si eres parte de las mujeres que usan muchos productos, date un respiro y dile sí a estas hierbas que pueden ayudarte a combatir diversos problemas y que logres tener una piel sana.

1. Té blanco


Éste protege las células contra los daños causados por el sol, así que puede ser un gran complemento de tu crema FPS. También es efectivo para reducir la aparición de arrugas, señala un estudio del University Hospitals Of Cleveland.

5 remedios naturales para el estreñimiento



La vida tan estresante que tenemos y nuestra dieta pueden impactar directamente en nuestra salud y generar diversas enfermedades como el estreñimiento, que se presenta cuando el funcionamiento del tránsito intestinal se vuelve lento.

Miel: Este producto de la naturaleza favorece la función intestinal, gracias a que se compone de azúcares como la levulosa y la dextrosa, que ayudan a generar energía y son fáciles de digerir. Puedes beber un vaso de agua tibia con miel al acostarte y al levantarte. Utilízala para endulzar fruta, cereal o té.

Avena: Es rica en carbohidratos, vitaminasminerales y fibra, por lo que es de gran utilidad para combatir problemas digestivos, el sobrepeso y los altos niveles de colesterol. Puedes comerla como cereal, como complemento en una ensalada de frutas y en licuados.


Salvado: La cubierta exterior del grano presenta un elevado contenido de fibra insoluble con propiedades laxantes que combaten las hemorroides y el estreñimiento, al favorecer el tránsito intestinal y disminuir la presión abdominal. Inclúyelo en tus licuados, en yogur o en la elaboración de postres caseros.

Linaza: Es un buen laxante y antiinflamatorio. Remoja las semillas en un vaso de agua y déjalas reposar por 12 horas; agrega un poco de miel o limón, y tómala antes de acostarte.

Frutas como la ciruela, higo, pera o papaya: Son alimentos muy efectivos para aliviar el estreñimiento, sobre todo, si se consumen en ayunas.



8 Tipos de rosas y lo que su color significa


Rosas blancas
Mejor guarda estas rosas para un momento más melancólico. Su mensaje puede decir "de un corazón desgarrado, con amor".

Rosas rosadas
Este color representa la elegancia, cuando envías o recibes un ramo de estas dulces flores debes sentirte súper especial.

Rosas durazno
Estas bonitas rosas significan "modestia".

Rosas moradas
Los tonos violeta quieren decir "encanto"

Rosas burgundy
Este tono más intenso de la gama de los rojos representa "belleza oculta".

Rosas anaranjadas
Este enérgico y curioso color significa "fascinación".

Rosas rojas
Si recibes o das un ramo de este tipo clásico de rosas, tienes suerte. Significan "amor".

Rosas amarillas
Un ramo de estas rosas puede significar "infidelidad".

15 Cosas que toda mujer merece en una relación

Si estás en busca del hombre perfecto asegúrate de agregar estos puntos a tu lista. ¡Lo vas a agradecer!
frasesparatumuro.com

1. Alguien que piense que quedarse en casa un sábado por la noche es igual de divertido que ir de bar en bar. 

2. Ese hombre que está dispuesto a entrar a la farmacia y comprar tampones a pesar de la pena .

3. Alguien que te lleve el desayuno a la cama. Aunque no sea el mejor en la cocina, agradecerás el detalle.

4. La persona que no se pierde ni un capítulo de tu serie favorita.

5. Alguien que te conozca tan bien que sabe exactamente que vas a ordenar cuando piden sushi. ¡Es como un lector de tu mente!

6. Imagina lo siguiente, queda una última mordida del pastel de chocolate y él no piensa interponerse entre tú y esa delicia. ¡Ese es el hombre de tus sueños!

7. Alguien ordenado y limpio. Es imprescindible para su convivencia a futuro. 

8. La persona que te despierta con el mejor sexo matutino del mundo. Es la manera perfecta de empezar sus días.

9. Quien entienda que estás demasiado cansada para hacerlo. Algunas veces en la batalla entre dormir y tener sexo, ganará la primera.

10. Esa persona que ame a tu perro/gato/perico/peluche igual que tú. Acéptalo, vienes con paquete.

11. Su opinión acerca del 14 de febrero es la misma. Al menos en esta fecha ambos deben de estar de acuerdo que es, o el mejor día del año, o una cursilería.

12. Debe saber como complacerte en la cama. Uno de los beneficios de tener novio es que te conoce tanto, que sabe justo lo que te genera placer.

13. Una persona que te inspire a ser una versión de ti más saludable. Sólo hace falta la motivación de tu galán para ir a correr o andar en bici.

14. Alguien que no te haga sentir culpable por comer más de dos rebanadas de pizza. ¡Es pizza! Es imposible no amarla.

15. La persona que sabe que es afortunado por tenerte a su lado. Porque eres increíble y mereces un hombre que sepa reconocerlo y apreciarlo.