Sigueme

Follow Us

Los mil y un usos del vinagre

Los mil y un usos del vinagre
¿Creías que el vinagre sólo se usaba para aderezar las ensaladas?
Este producto puede acondicionar el cabelllo y refrescar el aliento.

Acondiciona tu cabello: ¿Quieres darle vida a un cabello débil y maltratado? Crea un acondicionador mezclando una cucharada de vinagre de manzana con dos cucharadas de aceite de oliva y tres claras de huevo. Aplica la mezcla en el cabello y cúbrelo por 30 minutos con un papel plastificado o una gorra para regadera. Para terminar, lávate 
y enjuágate el cabello como siempre.

Como antitranspirante: Tus axilas no necesitan un desodorante comercial para estar frescas. Aplica vinagre en cada axila por la mañana y déjalo secar. También desaparecerán las manchas que los desodorantes han dejado en tu ropa.

Refresca tu aliento: Después de con-sumir una buena ración de ajos y cebollas, una forma sencilla de endulzar tu aliento es enjuagarte la boca con una solución de dos cucharadas de vinagre de manzana con una cucharadita de sal, disueltas en un vaso de agua tibia.

Cuida tu piel: El uso del vinagre para tonificar la piel nos remonta a los tiempos de Helena de Troya. Después de lavarte la cara, dale un enjuague final con una mezcla de ¼ de taza de vinagre de manzana y ¼ de taza de agua, para limpiar y reafirmar tu cutis. Para hacer tu propio tratamiento facial mezcla ¼ de taza de vinagre de manzana y ¼ de taza de agua. Aplícalo en la piel y deja que seque.

Cataplasma para los callos: Se trata de un viejo remedio comprobado. Moja un trozo de pan blanco o duro en ¼ de taza de vinagre blanco. Deja que el pan se  impregne 30 minutos; después, toma un trozo y cubre el callo por completo. Asegura la cataplasma con una gasa o cinta adhesiva y déjala toda la noche.

Por la mañana, la piel callosa endurecida se habrá ablandado. Para callos más gruesos, repite el procedimiento cuantas veces sea necesario.


Condensado del libro Usos extraordinarios de cosas comunes, Reader‘s Digest, 2005