Sigueme

Follow Us

Para talones agrietados

Para talones agrietados. Primero realiza una exfoliación para remover las células muertas. Remoja tus pies en jugo de limón por 10 minutos y luego frota con un cepillo o piedra pómez para deshacerte de las durezas. Antes de dormir lava y seca muy bien tus pies. Luego aplica una capa de aceite vegetal (oliva, jojoba, etc) untando muy bien sobre el área del talón; cubre con medias gruesas y déjalo toda la noche.