Sigueme

Follow Us

¿Cómo prevenir el cáncer de mama?

Una de cada ocho mujeres están en riesgo de padecerlo a lo largo de su vida, por lo que es de suma importancia estar atentos a ciertos cuidados
"La mama es un órgano al que podemos acceder con facilidad. La vemos y la podemos palpar. Toda mujer debe conocer sus mamas, ver los cambios que se producen en ellas. La autoexploración es una técnica muy simple, no dolorosa y conveniente, pero a pesar de todo esto, sólo un tercio de las pacientes las controlan una vez al mes como se recomienda", explicó el Dr. Leonardo Imbriano, médico ginecólogo y cirujano estético. "Un buen momento para hacerlo es una semana después de la menstruación. En los casos en los que ya no la hay, se puede realizar en la primera semana de cada mes".
Resultado de imagen para cancer de mama autoexploracion
Los pasos a seguir para la autoexploración son los siguientes:


-Inspección visual: desnuda de cintura para arriba, ponerse frente a un espejo y mirar. Primero con los brazos caídos, y luego con ellos levantados. Hay que fijarse en que no haya ninguna deformidad, mancha, bulto, retracción, alteración de la forma, etc.
-Presionar un poco el pezón para descartar que exista secreción.
-Palpación: estando recostada y colocando el brazo de la mama a explorar detrás de la cabeza (como tomando sol) se palpará con la mano contraria con los dedos bien estirados, desde el centro a la periferia, en forma de espiral. Si se encontrara algo que pareciera extraño, se explorará a ese mismo nivel la mama contraria y se comparará. No hay que olvidar palpar las axilas para detectar cualquier bulto, por pequeño que sea.
Si durante estas maniobras se encontrara alguna alteración, no debe alarmarse, pero sí ponerse en contacto con su ginecólogo.
La mamografía es un estudio de trascendental importancia en el diagnóstico de esta enfermedad. "El colegio Americano de Ginecología y Obstetricia recomienda realizar a los 35 años una mamografía de base la cual nos servirá para comparar las futuras. Entre el periodo de los 35 a los 40 años se puede hacer una o dos mamografías y a partir de los 40 años, debe realizarse una mamografía una vez por año", sostuvo Imbriano.
Antes de los 35 años, por las características de la mama hasta ese momento, suelen ser más útiles las ecografías, aunque en algunos casos también se requiere agregar la mamografía, para tener un diagnóstico más certero.
"En el último tiempo el uso de resonancia magnética permite diagnósticos tempranos y detallados en las enfermedades de la mama. Con las mamografías actuales de alta resolución se han conseguido detectar cánceres en estados tempranos que aún no tenían signos clínicos, es por eso que hacemos hincapié en un control detallado y periódico", indicó el experto.
Imbriano sostuvo que existen diversos factores de riesgo que resultan ser clave para que las mujeres desarrollen esta enfermedad: algunos dependen de nosotras –como el alcohol o el tabaquismo- y otros que no puede evitarse, como la predisposición genética. ¿Cuáles son?
-Edad y sexo: el riesgo de padecer cáncer de mama aumenta con la edad. La mayoría de los casos de cáncer de mama avanzado se encuentra en mujeres de más de 50 años.
-Antecedentes familiares: las pacientes que tienen un familiar cercano que haya padecido cáncer de mama, de útero, ovario o colon, tienen mayor riesgo.
-Genes: algunas pacientes tienen mutaciones genéticas que las hacen más propensas a padecer cáncer de mama. Los defectos más comunes se encuentran en los genes BRCA1 y BRCA2. Las mujeres con uno de estos defectos tienen hasta un 80% de probabilidades de padecer cáncer de mama en algún momento durante su vida.
-Ciclo menstrual: las mujeres que inician tempranamente sus períodos menstruales (antes de los 12 años) o llegan a la menopausia tarde (después de los 55) tienen un riesgo mayor de cáncer de mama.
-Consumo de alcohol: tomar más de 1 o 2 vasos de alcohol al día puede incrementar el riesgo de cáncer de mama.
-Parto: las mujeres que nunca han tenido hijos o que los tuvieron recién después de los 30 años tienen un mayor riesgo de presentar cáncer de mama. Tener varios embarazos, o a temprana edad reduce el riesgo de padecer este tipo de cáncer.
-Hormonoterapia: el riesgo de cáncer de mama aumenta si se ha recibido hormonoterapia con estrógenos durante algunos años o más.
-Obesidad: ha estado asociada con el cáncer de mama, aunque este vínculo no se ha comprendido por completo. La teoría es que las mujeres obesas producen más estrógenos, lo cual puede estimular la aparición de este cáncer.
-Radiación: si recibió radioterapia durante la niñez o la juventud, se tiene un riesgo muy alto de padecer cáncer de mama. Cuanto más joven haya sido al iniciar la radiación y más alta la dosis, mayor será el riesgo, que aún será superior si la radioterapia se administró durante el desarrollo de las mamas.
  
Cuándo hay que consultar al médico:
 - Es muy frecuente que una de las dos mamas sea mayor que la otra, pero no es normal el crecimiento repentino de una de ellas.
-Palpación de un bulto por pequeño que sea.
-Secreción por el pezón. Será de gran utilidad el fijarse en el color del mismo.
-Alteraciones en la piel. Enrojecimientos, aumento de la temperatura, eczemas.
-Alteraciones a nivel de la areola o del pezón. Ulceraciones, retracciones.
- Dolor en la mama y región pectoral.